Monthly Archives: Octubre 2015

Vivir

No tengo tiempo para ponerme mal.

Me encuentro bien, todo lo puedo.

Estas frases me las digo yo muy a menudo y estoy segura de que más de una os sentís identificadas.

Pues chicas, siento deciros que estamos en un error.

El cuerpo es muy sabio y aguanta lo inaguantable, pero llega un momento en el que dice ¡basta!.

Llevamos un ritmo de vida tan frenético y más importante aún, nos creemos que tenemos que llegar a todo, que la vida se va a desmoronar sin nosotras que nos olvidamos de vivir.

Estamos haciendo una cosa y ya pensando en la próxima a hacer en breve plazo de tiempo o incluso en meses o años.

Pues aprendamos a relativizar las preocupaciones y los problemas.

Saquemos de todas nuestras vivencias algo positivo, que os juro que siempre, siempre lo hay. A esto se le llama reorganización cognitiva.

Y no nos exijamos demasiado. Tenemos derecho a equivocarnos y a descansar, y no solo físicamente, sino también mentalmente.

image

Re Aprendamos a vivir!

Un besito y nos vemos la semana que viene.

Blanca y radiante va la novia

El post de hoy va dedicado a las novias.

Voy a intentar daros algunos consejos y algunas pautas para ayudaros con los preparativos de ese día tan importante.

Lo primero a la hora de elegir el maquillaje de la boda es elegir a un buen profesional, no escatimar en ese servicio. Ellos te ayudarán a elegir los tonos y los productos que mejor te sientan y que más te aguantarán sin modificarse.

Parece una tontería, pero no es lo mismo una boda en verano que en invierno, con luz natural o artificial, en la ciudad o rodeada de naturaleza. Y eso ellos lo saben tener en cuenta.

Cuéntale a tu maquillador cuales son tus hábitos de cuidado de la piel y de maquillaje diarios. Así él podrá respetar tu estilo. No hay peor cosa que una novia disfrazada en el día en día en el que ella es la protagonista, porque no irá cómoda y se verá recargada.

No tengas prejuicios. No existe un “maquillaje para novias”. Si tú estás acostumbrada a llevar los labios rojos…. ¿Por qué no ese día?

No te dejes presionar por las personas de tu alrededor. Nadie te conoce mejor que tú.  No pidas opinión a diestro y siniestro….¿Quién va a ver esas fotos dentro de unos cuantos años?

No se te ocurra hacer cambios drásticos en tu piel, cara o pelo en los días anteriores a la boda. Y digo digo días y me refiero a bastantes días.

No te depiles los días previos, los tratamientos faciales con algunos días de anterioridad, cuidado con el sol y desde luego, que no te de por hacerte mechas o aplicar un tinte en los meses anteriores sin consultárselo y consensuarlo con tu estilista.

El día señalado estarás hecha un manojo de nervios así que el rato del maquillaje y peluquería que sea tu momento “relax”. Los demás ya te verán durante la ceremonia. Deja espacio para que trabajen los profesionales y no conviertas ese tiempo en una reunión social.

Procura contratar un servicio de tocador para ti y para tus invitadas para el día de la boda. Así podrás y podrán retocar labiales, brillos y cuarteado de maquillajes.

Y disfruta mucho de ese día que seguro será uno de los más felices de tu vida!!!

image

Rizador de pestañas

Artilugio al que muchas mujeres le tienen pánico y que sin embargo deja unas pestañas curvadas preciosas listas para maquillar. Eso es un rizador de pestañas.

Y por qué muchas mujeres le tienen miedo? Muy sencillo, cuando nos acercamos algo al ojo y no sabemos utilizarlo o el efecto que nos va a producir tendemos a parpadear e incluso hay a quien le lloran los ojos.

Lo primero que hay que hacer para utilizarlo es tener las pestañas limpias, sin rímel ni maquillaje alguno, porque si no se quebrarian.

Desde el punto de vista de la integridad física solo deciros que no os puede pasar nada. Tiene dos bandas de silicona flexibles y blanditas para evitas daños. Solo tenéis que poner un poco de atención. Os lo acercáis abierto por la parte de las bandas y con la curvatura igual que la forma de las pestañas. No cerréis los ojos, no pasa nada. Cuando lleguéis a una distancia en la que notéis que ya están dentro las puntas, apretáis suavemente durante unos segundos.

Esto lo podéis haciendo unas cuantas veces y así acercar cada vez más el rizador al párpado para darles forma por completo. Veréis cómo es sencillo y quedan unas pestañas espectaculares. Sobre todo es muy conveniente usarlo en aquellas mujeres que tienen las pestañas cortas o muy tiesitas, porque les abre la mirada.

Tambien podéis acudir a una profesional de la cosmética para que os enseñe a usarlo.

Y después de esto ya podemos usar la máscara que no se nos emborronara nunca.

image

 

image

image

 

Espero haberos podido ayudar a desmitificar a este utensilio que no tiene por qué ser nuestro enemigo.

Pd. La semana pasada no pude hacer la entrada porque desde que empezó Septiembre he estado sucesivamente enganchada de la espalda, resfriada, con gastroenteritis y ahora afónica. Os pido disculpas