Monthly Archives: Noviembre 2015

La pareja perfecta

Siempre he tenido problemas de ojeras. Además la naturaleza me ha hecho de forma que mis mofletillos me nacen desde el puente de la nariz y me crean sombras en la zona de debajo de los ojos. Vamos, que lo tengo difícil para poder iluminar esa parte de mi rostro. Pero tengo la pareja perfecta.

El problema de las ojeras lo he solucionado, ¡si! Cuando comencé a trabajar como consultora independiente de belleza de Mary Kay empecé a utilizar el producto “tarjeted-action eye revitaliser”. En el vídeo perdonadme que no lo pronuncie porque es una palabreja muy difícil. Y en pocos días note la diferencia, el color verdoso azulado me había desaparecido.

El problema de la sombra en los ojos debido a mis mofletes era más difícil, y no tiene solución porque la naturaleza quiso que fuese así, pero sí que he conseguido paliarlo bastante.

Existe un producto de Mary Kay, “indulge soothing eye gel” que algunas de mis clientes utilizan para descongestionar las bolsas debajo de los ojos y que yo, al no tenerlas, nunca había probado. Pero una de ellas un día me comentó que se le quedaba la zona muy hidratada. Entonces pensé en utilizarlo yo también, para que cuando me aplico el precorrector que me neutraliza la oscuridad, y que suele ser un producto compacto muy, muy denso y difícil de trabajar, no me quedaran grupitos como antes lo hacía. (Mis marcas favoritas de precorrector son Kryolan y Bobby Brown).

Os describo el proceso:

Por las noches el roll on “tarjeted” con su rico olor a yogur

Por la mañana “indulge”

Para maquillarme:

Primero el precorrector

Después maquillaje sin arrastrar en la ojera

Y finalizar con corrector un tono más claro que nuestra piel de la cara.

Así es como he conseguido yo evitar parecer un zombi con los ojos hundidos

Os dejó con el vídeo de la explicación

Espero que os pueda servir para las que tengáis los mismos problemas que yo y os animo a que pongáis remedio, porque no tenemos que ir por la vida con cara de muertos si existen soluciones.

Un besito y hasta la próxima semana. Muak.

Gravedad

Ayyyy!!! La gravedad…, esa maldita traidora…..

El mayor indicio de la edad en nuestro rostro no son las arrugas, sino la flacidez.

A los 30 hemos alcanzado esa estructura del rostro con la que estamos contentas: menos redonda e infantil y con los pómulos elevados y en fin, todo en su sitio.

Y ahora, cuando hemos pasado de década, todo empieza a descolgarse.     Las mejillas llegan a la altura del mentón, los párpados pierden su firmeza y se desploman sobre los ojos y la comisura de los labios nos dibuja una sonrisa triste…. Vaya panorama….. El verdadero problema no es otro que la falta de firmeza, no unas simples arrugas.

La razón de todo esto es que las células dejan de producir colageno y elastina, que son dos elementos clave para que tu piel se mantenga elástica, firme y tersa.

Hay gestos en tu día a día que puedes hacer para evitar que este proceso se produzca:

Deja ya el tabaco pues destruye el colageno y la elastina de la piel.

Evita el sol, usa protector solar diariamente de al menos factor 30.

No abuses de los azucares, porque producen unas sustancias dañinas que desorganizan la estructura de la piel.

No prolongues las duchas por demasiado tiempo pues el agua caliente se lleva la barrera de lípidos que protege a la piel contra los agentes externos y los rayos UVA.

En el gimnasio, evita trabajar demasiado los músculos del cuello, pues cuando están demasiado fortalecidos, tiran de los músculos de la cara hacia abajo.

Por suerte tenemos algunas ayudas tecnológicas, elige las cremas según sus componentes químicos. Que tengan:

Peptidos, que estimulan la síntesis de colageno.

Retinol, aumenta la circulación y acelera la renovación celular.

Vitamina C porque ayuda a proteger a la piel de los radicales libres.

image

image

Porque es mejor prevenir que curar y curar que lamentarse…. Aún estamos a tiempo.

Muchas gracias por seguirme, besitos y nos vemos en el próximo post.

 

 

La cosmetica también es cosa de hombres

Los hombres también se cuidan. Si, señores y señoras, si.

Ya hace muchísimo tiempo que dejó de ser un hábito solo de mujeres.

Hace unas semanas en la oficina hicimos un taller exclusivo para ellos, para darles a conocer la línea facial para hombre de Mary Kay.

Lo cierto es que no vinieron en avalancha, pero doy fe de que se fueron más que contentos.

Probaron la diferencia entre limpiarse la cara con la pastilla o la limpiadora con las manos ha hacerlo con el cepillo limpiador. Después se aplicaron el tónico refrescante, que es ligeramente astringente para reducir el sebo que pueda quedar en el rostro. Se hidrataron la piel, se trataron los labios y…… Les enseñamos a utilizar un corrector de ojeras y unos polvos de sol!

Quedaron encantados y muchos comentaban que no podían creer que el maquillaje obrara esos milagros también en ellos y reconocieron que habían cambiado su opinión respecto a este “tabú” llamado cosmetica masculina. Ya no es usar solo el desodorante!

Asi de concentrados estaban:

image

 

image

Asi que ya sabéis, eso de que “el hombre y el oso cuanto más peludo más hermoso” quedó en el pasado.

Un beso y nos vemos la próxima semana.