Category Archives: Salud

10 preguntas a los aceites minerales

Hace más de cien años que los aceites de origen mineral se usan en cosmética. Desde hace algunas décadas, son algunos de los componentes que más confusión generan entre los consumidores. Existen muchos mitos y creencias erróneas. ¿Cómo afectan a la salud de la piel? ¿Son “naturales”? ¿Son más seguros los aceites vegetales?.

1. ¿Qué productos cosméticos los contienen? Acabamos antes si formulamos la pregunta a la inversa, ya que son de los componentes más habituales en cosmética.

Aceite de parafina, aceite de petróleo, parafina líquida, petrolatum, vaselina, mineral oil, silicone quaternium, methylsilanol, cera microcristalina… Si estos ingredientes aparece en las etiquetas de tus productos, significa que estás aplicando aceites minerales sobre tu piel.

2. ¿Por qué se usan tanto en cosmética? Son incoloros, inodoros, poco irritativos, de baja toxicidad, no se oxidan, son baratos y se mantienen en buen estado.

Por eso los aceites minerales se usan ampliamente en las industrias cosmética, farmacéutica y alimentaria, entre otras. Funcionan muy bien como vehículo o excipiente ­para los agentes activos del cosmético. Esto permite que estos actúen en las mejores condiciones.

En dermatología se consideran componentes seguros e higiénicos por su bajo nivel de penetración en la piel.

O sea, más o menos recomendables según la patología y el tipo de piel, pero en ningún caso negativos.

3. ¿Qué son exactamente? Los aceites minerales son complejas mezclas de hidrocarburos, que se obtienen por destilación del petróleo crudo. Como el petróleo que usamos como combustible, los aceites minerales pasan por un proceso de refinado del que se obtiene materiales altamente purificados. De hecho, se consideran los derivados del petróleo más refinados y puros.

4. ¿Qué beneficios aportan? Un aceite mineral por sí mismo no tiene propiedades curativas para la piel: permanece en la superficie y no puede llegar hasta nuestra sangre. Sus efectos son más físicos que biológicos: forma una barrera relativamente impermeable entre la piel y el aire, y actúa como un agente oclusivo que retiene la humedad. Protege la piel, la suaviza y evita irritaciones causadas por el entorno.

Estas cualidades físicas derivan en efectos biológicos hidratantes y calmantes. Contribuyen a reparar la piel dañada y a mantenerla sana. Los aceites minerales son muy eficaces para mantener la piel hidratada, por lo que abundan en todo tipo de productos: cremas, geles, sombras de ojos y labiales, mascarillas…

5. ¿Qué efectos negativos pueden tener? El uso excesivo de aceites minerales puede conducir a una sobrehidratación de la piel que a largo plazo puede ser contraproducente. La piel se acostumbra a la ayuda de los aceites y entra en un ciclo vicioso en el que ya no es capaz de hidratarse y protegerse por sí misma. Si no tienes una piel seca, intenta evitar un exceso de productos con una alta concentración de aceites minerales.

6. ¿Son naturales? El petróleo del que se obtienen los aceites minerales se forma a partir de organismos vegetales y animales sepultados durante millones de años. Aunque los procesos químicos del refinado hacen que no cumplan los requisitos de la cosmética “natural”, al ser los aceites minerales materias inertes el proceso químico es muy seguro; por eso se usan en farmacia y en alimentación.

7. ¿Son comedogénicos? Uno de los efectos negativos que se atribuye comúnmente al aceite mineral es que es comedogénico, es decir, que al ser oclusivo, bloquea los poros de la piel y facilita la aparición de comedones o espinillas.

En 2005, un extenso estudio publicado en el prestigioso Journal of Cosmetic Dermatology concluyó que el aceite mineral no es comedogénico. Si tu piel es propensa al acné debes buscar productos catalogados como “no comedogénicos”. Un cosmético “sin aceites minerales” no es garantía de nada.

8. ¿Son cancerígenos? Otro mito atribuido al aceite mineral es que contiene carcinógenos. Si bien es cierto que hay derivados del petróleo, como algunos compuestos policíclicos aromáticos, que pueden contenerlos, el aceite mineral usado en cosmética está altamente refinado y libre de dichos compuestos.
Su pureza está regulada por diversos organismos internacionales. No existen estudios dermatológicos o médicos que adviertan de la relación entre el uso de aceites minerales y ningún tipo de cáncer.

9. ¿En qué se diferencian de los aceites vegetales? Según un amplio estudio publicado en el 2012, las diferencias entre los aceites vegetales y minerales son mínimas y se centran en su capacidad oclusiva.
Los aceites minerales son más eficaces para hidratar y proteger la piel, mientras que los vegetales tienen una eficacia biológica superior para otros usos, como blanquear la piel o aliviar la picazón. En conclusión, los aceites vegetales o minerales son más o menos recomendables según el efecto que se busca y las características de cada piel.

10.¿Conviene evitarlos? Si no tienes problemas de piel seca ni otras complicaciones para las que el dermatólogo te haya dado indicaciones específicas, evita productos con alta concentración de aceites minerales.

En bajas cantidades, simplemente ayudarán a los agentes activos a actuar y contribuirán a la hidratación de tu piel. Recuerda que lo más recomendable siempre es utilizar únicamente los cosméticos que tu piel necesite para estar sana, ni más ni menos.

img_4606

Una vez hechas las aclaraciones, ya depende de vosotras la opción de utilizarlos o no.

Yo intento quedarme con elaboraciones que no los contienen o que las contienen en pequeñas cantidades. Aunque si un cosmetico me funciona bien y figuran en su composición, no pienso dejar de comprarlo.

Pero todo es cuestión de gustos y de ir probando que nos da mejor resultado.

Y vosotras ¿Usáis aceites minerales? ¿Qué os parecen?

 

Lista de buenos propositos

Cada año por estas fechas nos hacemos mentalmente una serie de propositos a cumplir en el año entrante.

Esta vez te voy a echar una mano, para que sean propositos que te hagan más feliz.

Amor propio. Cada uno de nosotros somos únicos e irrepetibles. No dejes que nadie te lo arrebate.

Ante las adversidades, canta, baila. Sabemos que bailar es bueno para el físico, pero también para la mente. Ya sabes lo que dice el refrán: “quien canta su mal espanta”. Después de un buen bailoteo todo se ve desde una diferente perspectiva.

Después de una caída….. Soy de las que cuando me caigo, y no sólo de una manera literal, me compadezco de mí misma y me estoy en el suelo tiempo y tiempo ¡no! Este año después de una caída me levantare sin importar el por qué.

Ser valiente. Lo reconozco, la valentía no va con mi forma de ser, pero este 2016 prometo hacer el ejercicio de ser valiente, por poco que sea.

image

Intenta cumplir tus sueños, por locos que sean. Mantén la ilusión de conseguir todo aquello que te propongas.

Cuenta hasta 357.456. Si contar hasta 100 no te sirve para no perder la paciencia, incrementa hasta 357.456.

Siéntete y actúa como una diva. Hay momentos en los que debemos sacar y dejar a relucir la diva que llevamos dentro. No importa cuando ni donde. Tú te lo mereces.

Y trata a los demás como te gustaría ser tratado. Si ejerces de diva, haz que los demás se sientan divinos. Ellos también se lo merecen y no es muy difícil, solo hay que poner una sonrisa y un poco de tu parte.

image

Os deseos un feliz y próspero año 2016!!!!

 

Vivir

No tengo tiempo para ponerme mal.

Me encuentro bien, todo lo puedo.

Estas frases me las digo yo muy a menudo y estoy segura de que más de una os sentís identificadas.

Pues chicas, siento deciros que estamos en un error.

El cuerpo es muy sabio y aguanta lo inaguantable, pero llega un momento en el que dice ¡basta!.

Llevamos un ritmo de vida tan frenético y más importante aún, nos creemos que tenemos que llegar a todo, que la vida se va a desmoronar sin nosotras que nos olvidamos de vivir.

Estamos haciendo una cosa y ya pensando en la próxima a hacer en breve plazo de tiempo o incluso en meses o años.

Pues aprendamos a relativizar las preocupaciones y los problemas.

Saquemos de todas nuestras vivencias algo positivo, que os juro que siempre, siempre lo hay. A esto se le llama reorganización cognitiva.

Y no nos exijamos demasiado. Tenemos derecho a equivocarnos y a descansar, y no solo físicamente, sino también mentalmente.

image

Re Aprendamos a vivir!

Un besito y nos vemos la semana que viene.

Tu frigorifico, tu farmacia

Desde que era una niña recuerdo acompañar a regañadientes a mi madre a comprar productos frescos al mercado central de Valencia. En aquel entonces no sabia apreciar la experiencia que suponía.

Con los años, y ya independizada, por la fuerza de la costumbre retome ese hábito.

Entonces fui consciente de lo maravilloso que era poder  disfrutar de aquel lugar.

Yo ya era arquitecto y descubrí un edificio modernista maravilloso, alucinante, con una luz que entraba por sus cristales, algunos de colores, increíble. Y que decir de la cúpula, toda esa compleja estructura metálica de principios del siglo XX…

image

image

image

image

 

 

Pues bien, eso es solo la experiencia de disfrutar del fantástico lugar.

Despues hay que hablar de la experiencia de hacer la compra, con todos esos olores, colores, conversaciones. Todos los productos son frescos, recién cogidos por las mañanas desde los huertos, puertos, playas, traídos desde los mataderos, recién hechos en los hornos….

En el mercado puedes encontrar de todo, hasta los productos más Gourmet. De hecho, muchas veces hay que recordar que tienes que comprar ingredientes básicos como patatas y cebollas, porque se te van los ojos detrás de tanta delicatesen.

image

image

image

 

En alguna ocasión he tenido que recurrir, muy a mi pesar, a comprar alguna fruta o verdura en una gran superficie y después de haber estado en el mercado, es la cosa mas frustrante. No huele, no tienes tu conversación con tu tendero habitual, al que ya conoces y te conoce, sabe lo que te gusta, y cuando llegas a casa…… No sabe a nada, no madura, podrías tenerla siglos y se mantendría igual!

Esto es debido a que los conservan en cámaras frigoríficas. Que sucede entonces? Pues que pierden todas sus propiedades, las cuales son beneficiosas para nuestro cuerpo, para estar sanos.

Ya sabes, si quieres gastar poco en farmacia, come productos frescos.

Dicen que de lo que se come se cría…….

Muchos besitos

Nueva tendencia peligrosa

Parece mentira pero a estas alturas hay gente que todavía no se ha enterado de lo peligroso que puede resultar un exceso de exposición al sol.

Y no será por no dar la matraca tanto los médicos como los especialistas en cuidado de la piel.

Pues aunque nos lo creáis, ha salido una nueva tendencia este verano que consiste en hacerse tatuajes a costa de la piel. Os lo explico.

Te tumbas en tu toalla o tu hamaca y te colocas una plantilla del dibujo que quieres en tu piel. Y ale! A pasarte dos horitas al sol sin protección.

Evidentemente el dibujo se queda si o si. Ahora bien, las consecuencias pueden variar en función del rato que pases, desde una piel roja como un cangrejo hasta quemaduras de segundo grado. Estos son los peligros a corto plazo, pero también los hay a largo plazo, que varían desde arrugas y manchas hasta posibles cancer de piel.

Pues si, amig@s, parece ser que este verano esta haciendo furor en nuestras playas.

Y todo es una cuestión educacional, para convertirse posteriormente en un problema social y cultural. Hay que repetir: protección, protección y protección. Aunque vayas a por el pan un día de invierno.

Porque no es solo una cuestión de belleza, sino de algo mucho más importante: de salud.

image

De todas formas y para terminar con algo positivo, debo decir que, desde mi experiencia como especialista en belleza, percibo en mis clases de cuidado de la piel que cada vez hay mas personas concienciadas con este tema. No sabéis lo que me alegra preguntar: “¿usas habitualmente protección solar?” Y que la respuesta sea cada vez más mayoritaria: SI.

Los beneficios del yoga

Mi primer contacto con el yoga lo tuve alla por 2009. Entonces yo ejercia de arquitecto y llevaba una vida muy estresante. Me invitaron a una clase, la que hoy es mi profesora, a la que le debo muchisimas enseñanzas, y en aquel momento, al ver a un grupo de personas en posicion de meditacion, sin hacer nada aparente, me puse de los nervios….¡con todo lo que yo tenia por hacer! Asi que decidi que no volveria. Estaba claro que no era mi momento….

Años despues, tras un cambio profesional muy importante y durante una etapa de mi vida muy dura, me volvieron a invitar otra vez a otra clase con la misma persona como maestra y guía. Como trato de ser muy abierta a todas las enseñanzas y soy curiosa y tenaz por naturaleza, lo volví a intentar.

No recuerdo bien lo que pensé o sentí, solo se que regrese, y que me pareció inicialmente un buen sistema para trabajar algunas características del cuerpo, como el equilibrio y la elasticidad, a través de las asanas (para los que no lo sepáis, son figuras o posiciones en las que en cada una se trabaja una o varias partes del cuerpo). No creáis, son duras….

Con el tiempo, y codo con codo con mi profesora, me he dado cuenta de que el yoga es algo mas que “cuatro posturitas” y algo de ejercicio físico.

Se trata de una disciplina que nos ayuda a vivir mejor y nos hace experimentar la unión entre cuerpo, mente y espíritu y acabas conociéndote un poco mas a ti mismo. En definitiva, te lleva a tener una vida más sana.

Poco a poco comencé a ser más flexible, de cuerpo y mente, mas serena y mas capaz de manejar mis emociones.

Hace ahora cuatro años que lo practico. Me beneficia porque:

libera mi cuerpo de las tensiones

me calma la mente

me enseña a respirar (algo muy importante aunque no nos lo parezca)

me llena de energía

me ayuda a dormir mejor (mi momento yoga es al final del día)

redefine mis prioridades

cultiva mi conciencia, enseñándome a pararme para disfrutar de las pequeñas cosas.

Como podéis ver, para mi es una parte importante de la vida, como una asignatura más, pero que nunca termina, porque siempre aprendo cosas de mi misma que desconocía.

Me diréis, ¿es para todo el mundo? Pues veréis, lo que yo pienso es que le puede ser beneficioso a todo el mundo, pero tienes que encontrar tu momento.  Habrá gente que no lo necesitara, porque, aún sin darse cuenta, ya disfruta de esos beneficios, o de parte de ellos.  Y existirá gente escéptica, ¡claro que si! Y es muy respetable. Yo estoy hablando desde mi experiencia personal.

Y si, puedo decir que yo tengo una vida más sana desde que practico yoga. Os animo a que lo probéis.

 

image

 

Ya ya sabéis que si os ha gustado , pulsáis “me gusta”,que responderé a las preguntas, consultas y comentarios a medida que lleguen, que podéis suscribiros y compartir la entrada.

Antioxidante

A pesar del tiempo que está haciendo va llegar pronto la primavera y el calorcito.

Para desintoxicarnos de las comidas del otoño y del invierno más pesadas que mejor que hacerlo con zumos antioxidantes.

Os puedo dar una recomendación: zumo con dos manzanas, dos zanahorias, dos naranjas, una rama de apio y una puntita de jengibre fresco. Todo esto lo pasamos por la licuadora y queda un zumo con un color naranja muy intenso.

Es un zumo que tiene vitamina vitamina B6, vitaminaB9, vitamina C y fibra.

Este zumo es especial para tomar el desayuno ya que te aporta nutrientes que te dan mejor rendimiento en tus actividades diarias además de que cae muy bien en el estómago facilita la digestión y tiene un sabor riquísimo!!!!

IMG_0075

 

[mc4wp_form]